VideoElephant logo x

Nuevas pistas en el tratamiento de la artrosis

  • Category science technology
  • Definition HD
  • Resolution 1280 x 720
  • Duration 00:04:00
  • Year 2018
  • Language Spanish

Nuevas pistas en el tratamiento de la artrosis

Los discos situados entre cada una de las vértebras de nuestra espina dorsal, son esenciales para la movilidad de la columna. Pero se usan, y son responsables de dolores de espalda muy dolorosos. La causa: la artrosis, que es la enfermedad articular más extendida. Hoy por hoy no hay tratamiento. Pero en un futuro los investigadores esperar encontrar soluciones para regenerar las articulaciones dañadas. ​La artrosis afecta a millones de personas en el mundo. Es degenerativa y destruye poco a poco los cartílagos situados en las extremidades de los huesos. Actualmente se trata con analgésicos y antiinflamatorios y en los casos más graves con cirujía para remplazar la articulación dañada. Margreet Lagendijk la padece desde hace años: "El problema es el dolor. Cada día me duele. Estoy rígida. No puedes hacer todo lo que quisieras, por ejemplo: trabajar", dice. ​ ​Koen Bos, cirujano ortopedista, explica que "el problema en las articulaciones es que el cartílago se desgasta, por lo que hay degeneración del mismo, cambios óseos y el interior de la articulación aparece inflamado. Existen algunos tratamientos para reparar defectos en el cartílago muy localizados, pero no tenemos técnicas para reparar completamente una articulación con artrosis." No obstante, la investigación progresa. La Universidad Erasmus de Rotterdam participa en un proyecto europeo dedicado al desarrollo de terapias innovadoras. Uno de los objetivos es la regeneración del cartílago. Andrea Lolli es biólogo molecular y comenta que la técnica que están desarrollando consiste en "llenar la zona deteriorada con las moléculas que hemos desarrollado para comprobar cómo mejora o se repara el tejido con el tratamiento. Hay células madre en la articulación. Y lo que hacemos es usar las moléculas, que van a actuar sobre esas células en las zonas donde (el cartílago, ndrl) está dañado. De este modo se las estimula para que regeneren tejidos, sanos y estables." ​ Reparar el cartílago es, ya de por sí, todo un reto, aunque no es suficiente. El proyecto pretende desarrollar múltiples herramientas para abordar otros procesos como la inflamación. Laura Creemers es vicecoordinadora de este proyecto, denominado Targetcare. "Estamos intentando tratar con medicamentos el cartílago dañado, para regenerarlo y, en paralelo, intentamos inhibir la inflamación que se produce en la estructura que lo rodea y que provoca más o menos dolor a quien padece de artrosis", explica. Esta terapia dirigida a zonas extremadamente precisas, es posible gracias a la nanomedicina . En el Imperial College de Londres, los científicos han logrado encapsular sustancias activas en nanopartículas, una especie de vehículos que permiten "liberar" el medicamento en un área precisa. Lucia Massi, química farmaceútica comenta que son "capaces de controlar la degradación de estas nanopartículas en el tejido que hemos seleccionado. Y ante todo, nos gustaría ser capaces de controlar la duración del efecto del medicamento". Asi que, por un lado intentan "tratar o curar un tejido con el tratamiento adecuado" y, por otro "intentan mejorar los diferentes tipos de problemas en una articulación", comenta Laura Creemers, profesora asociada de la Universidad UMC de Utrecht. ​La investigación es prometedora, pero llevará tiempo antes de que se puedan realizar los primeros ensayos clínicos en personas, décadas, quizá.

Interested in this content?